La Gran Muralla China

“Aquella filla de puta no s'ha sortit amb la seva, i el puto taxista il·legal tampoc”

Després d'uns dies a Pekín t'adones que només és la capital de Xina, suposo que suficient per fer-se una idea.


Tot aquest caos és realment un flux on res s'atura. Com l'aigua que flueix constant per un torrent, si qualsevol element interromp el corrent, aquest col·lapsa. Si una papallona al menjador de Ca Teu provoca huracans al Japó, què provocaria un semàfor en una ciutat d'aquestes dimensions? Dóna la sensació que ningú es pot prendre el luxe de parar, no cal córrer, no cal anar amb presses, però tampoc cal aturar-se. “Sin prisa pero sin pausa”. No estem tampoc acostumats, ho volem aquí i ara, ho fem al moment, ens desplacem ràpid i quan abans. Potser perquè tot ens queda a prop?


En aquest oníric riu d'energia també hi ha molt de fill de puta suelto, com a tot arreu. Anem a fer una mica de SEO...

¿Cómo llegar a la Gran Muralla China?

Al tramo de Badáling se ve que es re-fácil llegar vía bus, tren o taxi. Es chulo pero atestado de gente. Nosotros recomendamos Mútiànyú, con menos gente y actividades más interesantes (subir en telesilla + bajar en tobogán = masterplan) pero un poco más complicado llegar. Vayamos por partes:

0. Hazte con la tarjeta recarregable de transporte (IC card), te saldrá más barato (no sé cuanto más pero más barato que un billete sencillo).

1. Ir a Dongzhimen Transport Hub

2. Vete a coger el bus 916 (los símbolos significan “kuài”, “rápido”)

3. Si una puta señora hija de la grandísima puta te dice que con el 980 es mucho más rápido y que vayas con ella, NO LE HAGAS CASO o harás el gilipollas (no serías el primero ni el último). Sea una señora u otra alma negra no se le debe hacer caso. Tu a lo tuyo y a por el 916.

4. El glorioso bus 916 te acerca a Mútiànyú pero no te lleva ahí. Termina en Huáiróu. Nosotros bajamos en Mingzhu Guangchan, aquí encontrarás otras recomendaciones. Aunque alguien en paradas anteriores te grite desde fuera que ya has llegado, nada, tu a lo tuyo.


5. Ahí coge un taxi OFICIAL hacia Mútiànyú. Son pericos, blancos y azules, el conductor acostumbra a ir en camisa amarilla pastel y espera dentro el vehículo. Los taxistas no-oficiales te huelen llegar y te atosigan, a menos que pactes 30 Y en total (no por persona, en total) no merece la pena alimentar su cara dura. El taxista oficial no debería cobrarte más de 45-50 Y por trayecto (para dos personas).

6. Cuando quieras volver, lo mismo: taxi OFICIAL. Si es relativamente tarde no tendrás más remedio que usar un no-oficial. Si es el caso pacta el precio antes de subirte.

7. Te dejará en una parada del bus 916 que no tardará en pasar. Vuelta a Dongzhimen Transport Hub y listos.

No és per la muralla en sí, es la longitud de la mateixa, que segueixi les crestes de les muntanyes, que es perdi en la distància, que es perdi en el temps... Costa explicar-ho perquè costa entendre les magnituds.



Entrades populars d'aquest blog

Introducció - De 北京 a Москва en tren (passant per Улаанбаатар)

De Sol a Sol

Cultura